MESILLAS DE NOCHE O DE DÍA?

MESILLAS DE NOCHE O DE DÍA?

 

Es de cajón! Te lo digo yo!

Bueno, en realidad es de “cajoncitos”! Como estos de madera de pino, que siempre pensaron que serían unos simples cajones para guardar herramientas o abalorios en algún  taller del mundo, pero lo cierto es que a veces,  mirar con otras posibilidades a los objetos, hace  que enseguida surjan las ideas y con ellas los nuevos usos.

Ahora esos simples cajones de pino pueden lucir en  un cuarto infantil,  en un dormitorio de  adultos o como mesita auxiliar en el salón, aportando creatividad y color a toda estancia! Os contamos todo  el proceso!

Así eran los cajones cuando los compramos. Lo primero que hicimos con ellos fue lijarlos para después proceder aplicarles una buena mano de pintura blanca mate en las zonas que no íbamos a tapizar.

 

Entelamos cada uno de los laterales con telas diferentes para aportarle mayor colorido. Aunque también se pueden entelar utilizando una única tela,  nos pareció más visual utilizar telas de distintos estampados.

 

Después, entelamos también cada uno de los cajones, con lo que conseguimos que el aspecto final fuera muy divertido y fresco.

 

Para darle un toque, le añadimos unas tachuelas plateadas en la parte superior. Con las tachuelas podemos jugar a hacer los dibujos que queramos, e incluso utilizar tachuelas de colores. Nosotros optamos por las plateadas, y nos limitamos a bordear el perímetro de la parte superior.

 

Por último fabricamos unas patas de madera. Las queríamos tipo años 50 afilándolas más en la parte inferior para conseguir darle un look más retro a las mesitas. Y por último las pintamos en blanco!

 

Y este fue el resultado!

 

Otra idea que nos gustaba era hacer una cajonera alta en lugar de dos mesillas.

 

O bien, no añadirle patas y colocarlo directamente sobre un mueble utilizándolo por ejemplo como joyero.