SUMMER TIME CHILL OUT!

SUMMER TIME CHILL OUT!

Campo, color y mucho relax!

Si hay algo que me gusta en esta vida, es el campo! Su olor, sus colores silvestres, su paz y su tranquilidad. Y precisamente, en el campo es donde hemos realizado nuestro último trabajo. La idea era crear una zona de chill out que encajara con el entorno y que tuviera, además de colorido, esencia campestre.

Y bajo estas premisas, nos pusimos manos a la obra. Para crear nuestro mobiliario, decidimos utilizar unas tinas de madera de las que se utilizan para el pisado de la uva en el proceso de elaboración del vino. Con ellas, creamos unas piezas que encajaban a la perfección con el entorno y con las que conseguiríamos darle un toque original y divertido al espacio de relax que queríamos crear.

El toque colorido a la vez que campestre, nos lo darían las maravillosas telas peruanas que nos trajimos de  nuestro último viaje a Perú. La verdad es que el colorido de los tejidos peruanos son fantásticos y aportan una frescura y alegría brutal a los espacios, que era precisamente lo que buscábamos para nuestro chill out. Así que eran perfectas!

La suma de las tinas de madera con las telas peruanas, nos permitiría crear un espacio que invitara a estar, a disfrutar del relax y a la degustación de un buen vino en los atardeceres veraniegos.

Y así nos quedó!

Como veis, queríamos jugar con piezas de distintos tamaños así que planteamos unas piezas centrales a modo de cama, para los más comodones y luego añadimos las tinas de dos tamaños diferentes como asientos independientes que le aportarán más dinamismo al conjunto al poder moverse según las necesidades.

Una de las tinas la utilizamos como mesa, pero dándole un toque colorista. Respetamos su aspecto exterior en madera y el interior lo pintamos de distintos colores y le  añadimos una frase que nos recordara que por fin sale el sol y con él, llega el veranito tan deseado:  Summer time! o lo que es lo  mismo “Tiempo de verano”.

Quisimos darle un toque vintage a la pintura interior por lo que desgastamos bastante los colores para conseguir el efecto gastado y antiguo.

Como podéis ver, las tinas pequeñas, las pintamos a rayas blancas para darle un toque de diferenciación con respecto a las más grandes. Pero sí que quisimos mantener el color de la madera para no perder la esencia de lo que fue.

Y con estas imágenes nos despedimos! Espero que os haya gustado!

 

Hasta la próxima!